Nos sumergimos en The weight of your love.

The weight of your love. Ese es el título del nuevo trabajo de Editors. Y quizás sea cosa mía, pero hacía tiempo que no leía un título de un disco tan poético; pero no creáis que se queda todo ahí, sino que trae más de una sorpresilla sonora que aquí os voy a enseñar.

Si nos vamos a los orígenes de la banda y pensamos en Editors, nos vendrá a la mente canciones como Munich o Blood, pertenecientes a su primer disco del año 2005 The Back Room. De ese modo, el grupo parecía adentrarse en un universo rockero, que contaba con un cantante con una voz peculiar. Con ese toque oscuro, las comparaciones no tardaron en llegar, y se les comenzó a relacionar con grupos como Joy División o Interpol. En este momento, se situaron como un grupo revelación que parecía dirigir su camino por las ramas del indie alternativo con influencias del post-punk de los ochenta. Sin duda, el resultado conjunto fue una combinación de diferentes sonidos y emociones que empaquetaban un muy buen disco de inicio.

An End Has a Start, otro acierto de los ingleses, muy aclamada por su público. Canciones como la homónima del título del disco, todo un éxito, de ese tipo de sonidos que podrías repetir una y otra vez. Su potencia musical cobraba aún más fuerza.

El fiasco del grupo llegaba en el año 2009, con su nuevo disco, In this light and on this evening.Nada más dar comienzo a su primer sencillo, ya se puede advertir que el grupo ha dejado de lado su fuerza rockera, para dar paso a un sonido producido por sintetizadores, más electrónico… y nada recomendable. La crítica fue dura, los seguidores querían poder salvar un disco que se volvió infumable, y de donde sólo se podía destacar un sencillo, Papillon, que por cierto, tiene un videoclip un tanto estúpido. Sino, comprueben.

Metiéndonos más en materia, el grupo se ha tomado un largo descanso de cuatro años para producir su nuevo trabajo, que ha salido al mercado el día 1 de julio. Editors se nos han puesto romanticones y nos presentan once nuevas canciones en las que aparece la palabra amor en diferentes formas. De hecho, su single estrella, A ton of love, nos acerca a un lado muy juvenil y con una letra muy sencilla, a la que nada nos tienen acostumbrados. Según las declaraciones del propio cantante, en el disco nos encontraremos con “canciones de amor que no encajan en el arquetipo de la típica canción de amor”. Aunque si de singles empalagosos hablamos, pasemos a comentar el falsete de Tom Smith en What is this thing called love. O mejor, dejemos que cada uno valore por sí mismo.

No estamos diciendo que el disco esté mal, sino que el LP no encaja con el sonido que parecían defender en un principio Editors, por lo que muchos de sus fans se han sentido decepcionados con un grupo que parece no haber encontrado su camino y que parece dar vueltas por el mundo de la música buscando algo donde encajar.

En definitiva, canciones solitarias que pueden triunfar pero discos completos que consiguen defraudar a los seguidores de siempre. Puede que la sensación sea percibida de forma diferente por aquellos que se incorporan de principiantes al sonido de Editors. Esperemos que al menos en directo, ofrezcan a su público lo mejor de sí mismos, ya que los tendremos en España en festivales como BBK Live, Arenal Sound o PortAmérica.

Anuncios

Opina sobre este artículo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s