CRÍTICA | AM – Arctic Monkeys

Uno de los discos más esperados y de los más aclamados por los medios: ya tenemos disponible AM, el nuevo trabajo del grupo británicos Arctic Monkeys. No podemos hablar de muchas novedad en cuanto a sus canciones, ya que desde principios de verano ya avecinamos algún nuevo tema que protagoniza este AM, como ‘Do I Wanna Know?’, ‘Why’d You Only Call Me When You’re High?’ o más recientemente, ‘Arabella’, de la cuál ya os habíamos hablado en este post.

Fondo negro, ondas en blanco y mucha música en su interior. Concretamente, doce singles, los cuáles se presentan con el ya más que sonadísimo ‘Do I Wanna Know?’, un temaaazo que se han sacado del bolsillito y que sin duda, no se quedará estancado en un rincón de la discografía, como también ‘R U Mine?’ que le sigue. Cambiamos de pista para dar comienzo a ‘One For The Road’, un tema que empieza muy tranquilito pero que a medida que se acerca el final, cobra más fuerza, impulsado por los sonidos eléctricos.

Uno de los mejores temas, combinados con la fantástica personalidad de Turner y el amor que desprende la letra, la tenemos en forma de ‘Arabella’, Una canción con diferentes tonos, matices y donde volvemos a tener esa dosis Arctic que tanto nos gusta.

Si seguimos, tenemos ‘I Want It All’ que nada tiene que ver con Freddie Mercury y con Queen… Personalmente, una de las canciones que más pasan desapercibidas del disco. Monótona y bueno, un pequeño lastre en el camino.

‘Nº1 Party Anthem’. O dicho de otro modo, una declaración en forma de fiesta que esconde toda una declaración descriptiva del amor que un chico malo siente por una chica. Despacito, un tema tranquilito de esos que te gusta escuchar una, y otra, y otra vez hasta saberte la letra por completo e imaginarte esa escena… come on, come on, come on. Tras terminar con un sonido suave, aparece Turner y nos presenta un Mad Sounds que más que loco, parece calmado… invitándote a cantarla con una copita mientras te ladeas al ritmo que marca un coro que te susurra Uh la lala, uh la lala, uh la lala uh. (Qué gráfico se ha vuelto este post).

En la pista ocho, ‘Fireside’, un single más rítmico, con un sonido tremendamente marcado y donde regresan los coros que teníamos en las dos anteriores canciones.

Ya en la nueve encontramos una de las, personalmente, mejores canciones de este disco: una canción que te deja el título marcado, repitiéndolo al sonido de la batería en la memoria… ‘Why’d You Only Call Me When You’re High?’. Ya habíamos hablado del videoclip que existe del single, pero el sonido en el disco no tiene nada que ver con lo que hasta ahora, había pululado por la red. Sólo hay que escucharla, valorarla y ver si realmente tienes mi misma opinión.

Al acabar, da comienzo a un tema que te pide espabilar, literalmente, levantar la cabeza y ver a tu alrededor para comprender qué ocurre.

Under a spell you’re hypnotized, darling how could you be so blind?

En la pista once, encontramos ‘Knee Socks’: sonido apagado, rítmico, que cobra fuerza cada vez que suena el estribillo, con voces enlatadas.

Ya por último, tengo que dejar la poca objetividad que me queda para ser totalmente partidista y admitir, que el mejor tema del disco se encuentra al escuchar por completo este AM que tanta alegría me está dando: ‘I Wanna Be Yours’. Puede que sea que esté con los sentimientos floreciendo o que siempre termine decantándome por temas que además de pasar por mis oídos, lleguen a estremecerme. Y es que escuchar a Turner pedirte que quiere ser tuyo, con una seducción musical que te saca de las casillas… no es algo que hayamos tenido hasta la publicación del nuevo disco.

En resumen, si apreciabas el sonido rockero, duro y espabiladillo que tenían los Arctic en discos como Whatever People Say I Am, That’s What I’m Not, es probable que te decepcione escuchar a un grupo que ha madurado tanto en sus letras, donde cabe destacar que nos encontramos ante uno de los discos más románticos de los británicos, como en su sonido, dando el salto de la adolescencia desbocada a una edad adulta que hasta a protagonizado su estética.

  • Valoración: 9

  • Mejores canciones: ‘I Wanna Be Yours’, ‘R U Mine’, ‘Why’d You Only Call Me When You’re High?’, ‘Arabella’, ‘Do I Wanna Know?’

Anuncios

2 comentarios en “CRÍTICA | AM – Arctic Monkeys

  1. buen trabajo! a mi me parece un disco que sigue bastante la línea de Suck it and see. Combina temas lentos como Mad Sounds o nº1 party anthem (tema precioso que me recuerda a the hellcat spangled shalalala) con otros más rocosos y agresivos como I want it all o R U Mine?

    Como bien dices, es un disco más maduro, menos rockero, pero igualmente disfrutable. Eso sí, me quedo con sus primeros 😉

    Saludos!

    • Muy buena observación. Lo cierto es que a mí también me guarda una línea parecida con su anterior trabajo, pero creo que éste me ha conquistado desde el primer momento, algo que me costó más tiempo y más escuchas con Suck it and See.

      Muchísimas gracias por pasarte!

Opina sobre este artículo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s